El respeto a si mismo, es una de las acciones más sagradas que podemos tener con nosotros mismos. Es curioso ver que cuando realmente lo haces te sorprende y trascienden muchas cosas a nuestro alrededor. Por muchas razones, la principal es que podemos alejar muchas sensaciones o emociones que no son nada buenas porque lo único que hacen es torturarnos. Y de estas hay m
uchas, solo debemos prestar atención a las cosas que pensamos y que nos hacen sentir mal, o por sentirnos culpables pensando podía haber hecho esto o lo otro. Si pensáramos que realmente somos la parte más importante de nuestra vida, tal vez nos respetaríamos más. Porque no hay nadie que nos acompañe tanto en la vida como nosotros mismos. Si es una razón más que suficiente. ¿Haces algo por ti?. Solo empezando por la parte más sencilla, respetando nuestros pensamientos dejando a un lado las pesadas autotorturas lastimosas que no llegan a ningún sitio. Para pasar a un pensamiento renovado y más fresco o simplemente repitiendo
do las palabras internamente que nos den amor y respeto, como "me respeto y me quiero". Con esta acción me he quitad
o de muchos pesos de encima. El objeto no es lo importante, todo depende de los ojos de la persona que mira. Con la práctic
a se consigue ir puliendo los pensamientos cargados de pesimismo.
continuará... ;-D