Es importante observar nuestra vida con mucha atención, de una manera neutral, sin juzgarnos.
Son tantas las cosas que nos dan pistas de cómo podemos trascender nuestra conciencia. Nuestra mente busca miles de evasiones, como buscar deseos, ser otra persona que no somos, echar la culpa a los demás, enfadarnos, distraernos con miles de cosas.

Nada es casual, todo lo que nos rodea nos enseña algo, cuando te das cuenta de que cuando cambias algo de ti cambia todo lo que hay a nuestro alrededor, sabes que es completamente cierto.

¿Pregúntate qué quieres cambiar de tu vida? ¿qué tienes a tu alrededor? Lo que no cambia es lo más que tenemos que trabajar, y observar, por lo tanto no evadirnos, ir a la raíz, profundizar y rasgarse las vestiduras y vivirlo. Y cuando ya lo tienes localizado probar de otra forma, hacerlo tuyo, y ver que cada cosa o persona que está a nuestro alrededor te muestra algo de ti mismo.

Tenemos un todo un mundo en nuestro interior que se merece ser comprendido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *